3 errores clave que no debes cometer en el mercado de divisas

Hoy en día muchos inversores deciden darle rentabilidad a su dinero comerciando en el mercado de Forex. Hay muchas razones para optar por este mercado, pero una de las que más lo caracterizan es el gran volumen de transacciones diarias y por tanto, la liquidez que ofrece para comprar y vender divisas en cualquier momento del día.

Precisamente en este mercado se puede negociar con pares de monedas durante las 24 horas del día, mientras los mercados se encuentran vigentes. El apalancamiento es otra de sus ventajas, ya que permite a los inversores operar con más capital del que tienen disponible y de este modo optar a unos rendimientos mucho más jugosos.

Pero, por muchos beneficios que nos aporte el mercado de divisas para nuestro bolsillo cabe destacar que como cualquier mercado invertir en el mismo conlleva unos riesgos, y más si no recibimos la educación adecuada.

Sobre todo los inversores más primerizos que apenas acaban de introducirse en el mercado de divisas suelen cometer algunos errores típicos de noveles. En este artículo vamos a tratar exactamente 3 de los errores más comunes, aquellos errores que han cometido más de una vez los inversores que carecen de la experiencia necesaria para negociar en este mercado.

Operar en el mercado sin conocerlo y sin el entrenamiento adecuado

Para entrar a operar en un mercado es vital conocerlo, sino a fondo al menos hay que tener ciertas nociones e ir aprendiendo sobre la marcha. Pero siempre con una base, no se puede acceder al mercado de divisas a lo loco. Por desgracia, muchos inversores empiezan a invertir en Forex sin saber exactamente donde se están metiendo, y es que no es todo tan sencillo como pueda parecer a simple vista.

También está el error de lanzarse al mercado de divisas sin el entrenamiento necesario, y eso es un error de los grandes. Hay brókers que ofrecen tentadoras cantidades de dinero y afirman que operando en divisas se pueden alcanzar esos beneficios muy a corto plazo. Esto realmente consigue atraer la atención de aquellos que buscan darle rentabilidad a su dinero, pero sí vamos a comerciar con divisas es necesario recibir la educación adecuada. Si no ya podéis dar por hecho que habrá vais a tener más pérdidas que ganancias.

Operar en el mercado sin descanso

Hay inversores que dedican muchas horas al análisis de los mercados y a mantener su cartera de inversión muy activa. Hay inversores que realizan operaciones con mucha frecuencia y están en un contacto constante con los mercados para cazar las mejores oportunidades de negocio. No obstante, para los inversores que no tienen mucha experiencia no es nada recomendable pasarse todo el tiempo operando en el mercado.

Un error que suelen cometer muchos traders es la de operar en los mercados durante las 24 horas con la esperanza de conseguir las mejores oportunidades de obtener interesantes ganancias. Pero la realidad es que estas grandes oportunidades sólo se dan unas pocas veces cada año en las diferentes divisas.

De hecho, lo que se suele recomendar es mantenerse alejado de los mercados durante ciertos periodos de tiempo y participar en el momento en el que sea preciso, ya que sí estamos constantemente dentro quizás ganemos dinero con las operaciones pero estaremos haciéndolo con un margen muy pequeño, lo que significa menos probabilidades de tener éxito y además, nos estaremos exponiendo al riesgo de perder dinero.

Preferiblemente debemos intentar ser más selectivos y decidir cuándo es un buen momento para entrar en el mercado y cuando es mejor esperarse. Hay que decidir bien cuando realizamos las operaciones de compra y de venta de divisas, y así podremos ver unos resultados mucho más satisfactorios.

Escoger un bróker basándose en la rentabilidad y diversificar en exceso

Todos los brókers no son iguales, algunos ofrecen un porcentaje de rentabilidad mayor que otros. A la hora de comerciar está bien optar por aquellas plataformas de trading que nos ofrezcan los mejores rendimientos para conseguir unas ganancias más cuantiosas.

Pero, no podemos elegir el bróker sólo en base a esto ya que también hay que tener en cuenta el desempeño que ha tenido durante su trayectoria y sí realmente han cumplido con estos rendimientos. Además, cómo se suele decir, es preferible una rentabilidad más moderada con un riesgo menor que una alta rentabilidad plagada de riesgo.

Para gestionar mucho mejor el capital una de las recomendaciones más básicas es la diversificación. No obstante, aunque la teoría nos dice que diversifica reduce notablemente el riesgo al que nos exponemos en las inversiones, lo que no nos cuentan es que también estaremos mermando las ganancias potenciales.

En ocasiones una apuesta fuerte por una divisa nos trae jugosas ganancias mientras que el resto de operaciones de la cartera apenas se quedan con un margen de beneficios muy pobre. Por eso a veces es mejor tener confianza y apostar por una buena operación, manteniéndose alerta para cazar las mejores oportunidades de negocio y aprovechando para obtener una ganancia máxima en una operación puntual.