Cómo ahorrar por medio del plan de pensiones, parte 2

La semana pasada comenzamos un artículo sobre cómo ahorrar por medio del plan de pensiones. Comenzamos a enumerar ciertos consejos que podían resultar útiles a nuestros lectores para alcanzar su objetivo. Entre ellos hablamos de las aportaciones periódicas, de destinar el 10 % de los ingresos a la pensión o de comenzar cuanto antes a dar forma a nuestro plan de pensiones.

En este artículo os ofrecemos unos últimos consejos por medio de los cuales conseguiréis ahorrar todavía más.

Consejos para ahorrar por medio del plan de pensiones

4. No perder de vista las comisiones

Por norma general los planes de pensiones incluyen dos tipos de comisiones:

  1. La comisión de gestión. Esta suele ir alrededor del 1 %.
  2. La comisión depositaria. Que suele estar en torno al 0.25 %.

Para conseguir llegar a nuestros objetivos con el mínimo de gastos posibles hay que buscar aquellos planes de pensiones con comisiones más bajas. No hay que olvidar que la rentabilidad se puede llegar a esfumar si las comisiones son muy elevadas.

Por norma general aquellos planes de pensiones que invierten más capital en Bolsa suelen tener comisiones más elevadas. Sin embargo, los que invierten en renta fija, suelen ser más bajas.

Entre las entidades financieras que aplican las comisiones más bajas hoy en día se encuentran las siguientes:

  • ING Direct
  • Indexa Capital
  • Finizens

5. Apostar por la renta variable en función de la edad

Como hemos explicado en el anterior artículo, los planes de pensiones se caracterizan por ser una inversión a largo plazo. Según la legislación vigente no se pueden rescatar antes de 10 años. Esto los convierte en un método muy adecuado para invertir en renta variable. De esta manera lograremos un retorno mayor que el que ofrecen los bonos. Y minimizaremos más fácilmente las pérdidas que se puedan dar en uno u otro año.

Lo mejor es invertir en productos mixtos con una parte de renta variable y otra de renta fija. E ir aumentando la proporción de la segunda conforme la edad de la jubilación se vaya aproximando.

Este tipo de productos de gestión dinámica se han ido haciendo muy famosos en los últimos años. Para establecerlos se fija un horizonte de jubilación (2030, 2040, 2050…) y el producto se va adecuando al paso de los años. Es decir, se iniciará con una mayor apuesta en renta variable y terminará con una inversión superior en renta fija.

6. Sacar el máximo partido a la fiscalidad

Quizá el mayor inconveniente de los planes de pensiones es que nos obligan a tener el dinero inmovilizado por un mínimo de 10 años. Sin embargo tiene ciertas compensaciones. Sobre todo en temas fiscales.

Cada una de las aportaciones que realicemos sobre el plan de pensiones será reducida directamente de la base imponible de la declaración de la renta. El límite marcado por el Estado es de 8000 € al año.

Como nuestro IRPF es progresivo ofrecerá descuentos más atractivos para las personas con rentas altas. Que obtendrán una mayor rebaja fiscal gracias a estos ingresos. No hay que olvidar que el IRPF va hasta el 19 % para rentas inferiores a 12.500 € y hasta el 45 % para rentas superiores a los 60.000 €.