¿Conoces los fondos buitre?

Seguramente has escuchado en alguna ocasión este término. Sobre todo allá por el año 2014 cuando Argentina entró en crisis. En el caso de España estos fondos hicieron acto de presencia alrededor de los años 2012 – 2013, cuando todavía estábamos recuperándonos de lo peor de la crisis provocada por el ladrillo. Y aunque parecía que poco a poco habían ido desapareciendo del panorama económico, lo cierto es que durante el último año han vuelto a resurgir con fuerza en nuestro país. De ahí que desde En qué Invertir creamos necesario ofrecer una explicación sencilla y exhaustiva de lo que son los fondos buitre. De esta manera estarás más protegido ante su ataque. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, continúa leyendo.

Qué son los fondos buitre

Cuando hablamos de fondos buitre lo hacemos para referirnos a aquellos fondos de inversión que se encarga de adquirí deuda pública de Estados que se encuentran en una situación crítica. Incluso con posibilidades de llegar a la quiebra.

El escenario es bastante desalentador para el país en cuestión que se ve obligado a emitir deuda a muy bajo precio para conseguir que algún inversor “le fíe”. Lo normal es que los inversores compren con cierta precaución e incluso dejen de hacerlo, cuando la situación es demasiado compleja y pueden ver peligrar la devolución de su dinero. Ante esta situación el precio de la deuda acaba muy por debajo de la contraprestación.

Una vez estos fondos realizan la compra de deuda a precios irrisorios el siguiente paso consiste en lograr mucha rentabilidad por ella en dos posibles escenarios:

  • Que el Estado no llegue a entrar en quiebra. En este escenario se obtiene tanto el valor nominal de la deuda y los intereses pactados. Por tanto se recibe únicamente el dinero que se genere de la compra de deuda tras restar el precio de compra. En general los beneficios en este escenario serán más bien escasos.
  • En el segundo escenario nos enfrentamos a un Estado qué sí llega a la quiebra. Llegados a este punto es necesario reestructurar la deuda por medio de negociaciones de quitas. ¿Qué significa esto? Pues que aquellos que han comprado deuda aceptan perdonar parte de la pella al Estado recibiendo a cambio solo un porcentaje del dinero que han invertido en ella. Sin embargo los conocidos como fondos buitre niegan esta quita y reclaman el 100 % del importe prestado al Estado.

Como puedes ver la situación es bastante compleja y el desenlace final dependerá mucho de si el fondo buitre termina cediendo o no en cuanto a la recuperación económica total del dinero invertido.

Los fondos buitre asociados al mercado inmobiliario en España

En España esta tendencia de los fondos deuda ha vuelto a resurgir. Pero en vez de asociada al Estado a los fondos inmobiliarios. Durante el mes de abril de este mismo año hemos asistido a la venta de un sinfín de paquetes inmobiliarios que han adquirido este tipo de fondos. En esta situación la conocida compañía Blackstone ha pasado a convertirse en la mayor inmobiliaria de España por medio de un acuerdo en el que se haría con más del 51 % de todo el suelo en nuestro país valorado en unos 5.000 millones de euros.

El mayor problema de la venta de paquetes de gran envergadura de viviendas sociales a fondos buitre es que afectan directamente a los inquilinos y usuarios. Los cuales se encuentran atrapados ante empresa sin alma que lo único que desean es sacar provecho a su inversión. Esto ha dado pie al fin de los alquileres sociales y a dejar a gran parte de la sociedad completamente desprotegida ante dichos fondos.

Pero estos no solo afectan a los alquileres sociales sino también a miles de hipotecados de nuestro país. Muchos inquilinos se han visto así desprovistos de casa y perdiendo todo lo que tenían.