En qué invertir a corto plazo

Para conseguir beneficios de nuestras inversiones es importante hacerlo siguiendo una estrategia previa. De ahí que si carecemos de conocimientos financieros lo más adecuado sea acudir a un experto para que nos asesore.

Entre las principales decisiones que debemos de tomar, además de saber cuánto dinero vamos a invertir y qué tipo de perfil inversor tenemos, está el plazo de nuestra inversión. Si eres de los que apuestan por el corto plazo, este artículo está hecho para ti.

En él podrás encontrar algunos consejos sobre en qué invertir a corto plazo y cómo. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, continúa leyendo.

Invertir a corto plazo

Dentro de las inversiones a corto plazo nos encontraremos con dos perfiles bastante bien definidos:

  • Inversiones refugio. Los que están todavía decidiendo en qué quieren invertir su capital y usan el corto plazo como refugio financiero.
  • Inversiones más agresivas. Los que desean sacar la máxima rentabilidad posible de parte de sus ahorros en un periodo corto de tiempo. En este caso la inversión es tan arriesgada que no merece la pena mantenerla mucho tiempo.

Veamos a continuación estas dos modalidades de inversión

Invertir a corto plazo en inversiones de tipo refugio

Este tipo de inversiones son aquellas que se realizan cuando todavía no sabemos en qué queremos invertir nuestro capital. Sin embargo, para seguir sacándole algún beneficio mientras nos decidimos, apostamos por la inversión a corto plazo. Por este motivo el tipo de inversión tiene que ser lo más segura posible, por lo que habría que hacerlo en renta fija.

El poco riesgo que entrañan estas inversiones hace que nuestro capital no quede comprometido. Aunque no conseguiremos grandes beneficios tampoco tendremos el dinero parado.

Si quieres invertir a corto plazo en la modalidad refugio lo mejor es hacerlo a través de un fondo de inversión. Si quieres saber Qué es un fondo de inversión no dejes de leer este post. Los FIAMM (Fondo Inversión en Activos del Mercado Monetario) son sin duda la mejor opción en este escenario.

Los FIAMM

Este tipo de activos apuesta por la renta fija con un plazo verdaderamente corto. Este no suele superar los 18 meses. Dentro de este grupo se pueden diversificar los activos invirtiendo, por ejemplo, en Letras del Tesoro, en el mercado interbancario, en pagarés tanto de empresas como bancarios, etcétera.

Decantarse por inversiones agresivas para invertir a corto plazo

En el otro extremo de la balanza tenemos al otro inversor, más interesado en acciones agresivas que le permitan obtener la máxima rentabilidad posible en muy poco tiempo. Independientemente del riesgo que estas operaciones entrañen.

Este tipo de inversiones no es apta para cardiacos ni para aquellos que no dispongan de sólidos conocimientos financieros. Igual que con la renta fija si tienes habilidades inversoras puedes jugártela a muchos activos diferentes. Desde las criptomonedas, pasando por la renta variable o las inversiones en emergentes.

Recuerda que si apuestas por este tipo de inversión el riesgo siempre será muy altos. Sin embargo podemos reducirlo con ciertos movimientos:

  • Llevando a cabo un estudio muy minucioso del mercado en el que queremos fijar nuestra inversión a corto plazo. Cuando averigüemos el potencial inversor de este mercado será el momento de decantarnos o no por la inversión.
  • Estudiar los riesgos de dicha inversión e intentar reducirlos al máximo posible creando una buena cartera de inversiones.

Como ves, a la hora de invertir a corto plazo hay opciones para todos los gustos.

Si te ha resultado interesante este artículo…

Te animamos a que eches un vistazo a otras publicaciones del blog de En qué Invertir. Como por ejemplo las siguientes:

Diferencias entre la renta fija y la renta variable
En qué consiste la inversión en capital privado
Qué he de saber para invertir en renta fija