En qué invertir. Los estudios Disney

A todos, tanto pequeños como mayores, conocemos el enorme imperio Disney. Un modelo de negocio fructífero que reúne bajo su marca a otras tantas marcas y franquicias de gran valor, como la de Mickey Mouse, Star Wars, LucasArts Entertainment Company o Pixar.

Pero Dinsey no parece estar pasando en este momento por su mejor época. Esta empresa de entretenimiento a escala global ha tenido que ajustar sus índices en un 22 % durante el último año debido a los cambios de la población a la hora de ver televisión por cable.

La televisión por cable parece que va a pasar a mejor vida, y es algo que afectará mucho a esta gran franquicia. Sobre todo si tenemos en cuenta que el 50 % de sus ingresos anuales se basan en el consumo de la misma. Esta situación es cada vez más preocupante en Estados Unidos, donde la mayor parte de la población está abandonando el pago de la televisión por cable para pasarse a los servicios de streaming online. Debido a estos cambios en las tendencias de consumo americanas, los operadores de televisión por cable ven cómo, cada mes, van perdiendo suscriptores. Esta situación les obliga a bajar precios y a recibir menos ganancias. Tanto por el número de suscriptores como a causa de los precios más reducidos. Por este motivo, una industria como la Disney, donde la mitad de sus ingresos anuales se encuentran en peligro, parece necesitar un cambio de dirección.

Invertir en Disney

In precisamente desde En qué invertir queremos valorar si es un momento adecuado para invertir en esta macro empresa o no. El precio de las acciones está más bajo que en otros momentos de la historia de la empresa. Además, Disney se encuentra en este momento buscando nuevas alternativas de negocio para paliar la bajada de suscriptores de cable y poder adaptarse adecuadamente a los nuevos tiempos.

Y que Disney no para ha quedado demostrado con su anuncio de una inversión por valor de 1000 millones de dólares en BamTECH, compañía especializada en streaming online. Una jugada con la que la gran compañía del entretenimiento desea hacer frente a los nuevos tiempos. Una adquisición que podría permitir a la gran cadena adaptarse al boom del streaming online.

Esta nueva vía de inversión podría convertirse en oportunidad de negocio muy atractiva en España, donde la población todavía está dispuesta a pagar importantes sumas mensuales a cambio de disfrutar de la emisión de deportes en directo. Por tanto el mercado streaming podría convertirse en el modo más seguro para Disney de expandir su negocio y ganar la cuota de mercado perdida.

Aunque a día de hoy la performance del segmento de TV es inferior al resto, su subida durante los últimos años no deja lugar a dudas sobre que se trata de un nuevo negocio emergente para esta compañía. Según los indicadores, el negocio de la televisión en Disney reportó durante 2015 un aumento del 9 % de la facturación a nivel agregado y un 13 % anual en ganancias operativas. El incremento de las ganancias netas por acción se posicionó en un 17 % y el flujo de caja libre del negocio registró un aumento del 26 %.

Invertir en Disney puede ser una gran ventaja si hacemos caso a indicadores de otros de sus negocios como los estudios cinematográficos y parques de entretenimiento, donde las cifras de la compañía son verdaderamente atractivas.

Por este motivo, desde En qué invertir creemos que invertir en Disney hoy en día puede ser un activo muy interesante. El que las acciones estén ahora mismo a un precio más bajo es una oportunidad única de formar parte de un negocio en continuo crecimiento.

Disney cotiza un ratio precio-ganancias que se posiciona en 16,6 veces los resultados de la compañía para el último año. Algo inferior al ratio precio-ganancias de la compañía durante los últimos 5 años, que era de un 19.3.

No obstante, según so analistas de la misma la firma tiene en promedio un precio objetivo de US$108,2 por acción para Disney. Esto significa que tendrá un potencial de revalorización del 17 % a partir de los precios actuales.