Invertir en bonos y obligaciones del Estado

Invertir en bonos y obligaciones del Estado es una actividad que lleva muchos años realizándose. Pero qué son exactamente estos títulos.

Los bonos y obligaciones del Estado es una de las salidas que usa el Estado para hacer frente a la deuda. El Estado puede emitirlos de la misma manera que lo hace una empresa privada cuando ha de afrontar diversos gastos o inversiones. Estos títulos son el principal instrumento de renta fija que emite el Estado. Tanto los bonos como las obligaciones del Estado comparten ciertos elementos comunes.

  • Garantía del Estado. Este tipo de títulos es ideal para los perfiles más conservadores. Siempre se recupera la inversión acompañada de intereses. El único modo de que no se recuperase lo invertido es que el Estado quebrase. Situación hipotética muy difícil de cumplir. A pesar de la seguridad que pueden ofrecer, los bonos y obligaciones del Estado no están exentos de riesgo. Aunque es difícil, el Estado puede llegar a quebrar y no ser capaza de responder a los bonos y obligaciones del Estado emitidos.
  • Renta fija. Se trata de títulos de renta fija. Es decir, que antes de invertir en ellos se conoce a la perfección los intereses que se cobrarán a la hora del vencimiento. Esta Deuda del Estado se convertirán en Bonos o en Obligaciones dependiendo de la duración. Si el plazo de amortización vence entre 3 y 5 años, estaremos ante Bonos del Estado. Si vence entre 10, 15 y 30 años, hablaremos de Obligaciones del Estado. En ambos casos los intereses se cobran de manera fija cada año en forma de cuota. Además siempre se conoce el importe y la fecha de emisión. Incluso antes de la contratación.
  • Valor nominal. El valor nominal tanto de los Bonos como de las Obligaciones es de 1000 € y su valor de amortización es parejo. Tanto los Bonos como las Obligaciones pueden adquirirse en el mercado primario o secundario. Además pueden obtenerse por encima, por debajo o en su valor nominal. A continuación veremos estos detalles con más calma.

¿Cómo puedo adquirir Bonos y Obligaciones del Estado?

Como adelantábamos unas líneas más arriba estos títulos se pueden adquirir en el mercado primario y en el secundario.

Mercado primario

Hablamos de mercado primario cuando los títulos se emiten por primera vez. Es el momento en el que entran en circulación. Estas adquisiciones son conocidas como “suscripciones”.

El Tesoro se encarga de realizar subastas públicas de manera periódica para que las personas físicas o jurídicas adquieran las suscripciones que consideren convenientes.

El Tesoro fija el precio final en función de las ofertas recibidas y sus necesidades financieras. A partir de estos datos se pone en circulación la deuda necesaria y se fija la cantidad y el precio.

Mercado secundario

Cuando los valores del Tesoro se emiten, el mercado secundario se encarga de distribuirlos. Este mercado secundario de deuda pública se divide en dos:

  1. Uno de operaciones entre miembros del mercado, como los bancos, que conforma el segmento mayorista. Los tipos de interés y los precios que se fijan en este mercado sirven de orientación para el siguiente.
  2. Un mercado de transacciones entre las entidades gestoras y sus clientes. Este tipo de mercado es minorista.