Invertir en capital privado

Invertir en capital privado significa realizar préstamos de dinero a personas necesitadas de liquidez con la garantía de una propiedad inmobiliaria libre de cargas y sin hipoteca, con lo que el capital invertido y los intereses quedan garantizados al 100%.

Seguridad de la inversión en capital privado

En este tipo de inversiones no se presta más del 20% del valor de inmueble en garantía y siempre que esté libre de cargas e hipoteca, entrando como acreedores de primer rango. Para ello, se realiza el estudio inmobiliario y jurídico del inmueble en garantía. Además de ello, se realiza una tasación oficial por una sociedad de tasación independiente y autorizada por el estado. Todos los préstamos son firmados ante Notario y oficialmente inscritos en los órganos competentes como el Registro de la Propiedad, etc…

Ubicación y tipología de las garantías

Los inmuebles utilizados como garantía provienen de cualquier punto del territorio nacional incluso islas, descartando todas aquellas poblaciones con menos de 25.000 habitantes y que no sean capitales o semicapitales de provincia, según cada caso particular.

Los tipos de inmuebles han de ser pisos, casas, o locales en primera instancia. Rara vez y en casos muy excepcionales se permiten solares o naves industriales.

Hemos de entender que en general se aceptan garantías que sean “fácilmente vendibles” y con todas las características de seguridad que comentamos en el primer punto.

Rentabilidad de la inversión en capital privado

Normalmente se trabaja a una rentabilidad del 15% anual por dos sencillas razones:

  • Es un interés más que suficiente teniendo el actual panorama financiero de inversión.
  • La misión es financiar a particulares.

La seguridad de la inversión es lo más importante. Por ello, las operaciones que superen el 20% anual corren riesgo de no ser bien vistas y sentenciadas por los tribunales en caso de impago. El hecho de trabajar al 15% junto con la prestación de un importe 5 veces inferior al inmueble en garantía convierten estas inversiones en las más seguras del mercado.

Duración de los préstamos de capital privado

La duración de los préstamos va desde 1 año hasta 15 años, siendo más habitual de 5 a 10 años. Es importante mencionar que el dinero invertido siempre rentará al 15% durante todo el periodo y que además, en un préstamo de 5 años, a los tres años y medio ya se ha recuperado el capital invertido. Eso nos da a entender que mientras dure el préstamo, el dinero que no tengamos y que todavía esté en manos del prestatario, nos rentará al 15% anual de interés. Además en muchos casos, el prestatario cancela con anterioridad dicho préstamo por un cambio de situación (salida del asnef pudiendo obtener financiación de la banca tradicional, una mayor nómina, una venta, una herencia, etc…)

Capital mínimo para invertir en capital privado

El préstamo más pequeño en capital privado suele ser de 5.000€. Los gastos son abonados por el particular que recibe el préstamo, no por el inversor, con lo cuál es una operación limpia para el mismo. Se realizan préstamos desde 5.000€ hasta cientos de miles de euros, todo dependiendo del perfil inversor.

Gastos de la inversión

0€, los gastos los abona el particular, no el inversor como hemos dicho en el punto anterior.

Inversión a su medida

Las entidades que se dedican a este tipo de inversiones, tratan con igual cariño a inversores con poco capital (incluso para una sola operación) que a grandes inversores con gran liquidez capaces de afrontar las operaciones más abultadas.

Por eso, se crean inversiones personalizadas y se diversifica el capital a invertir en varias operaciones en función del importe del mismo. Con ello se consigue diversificación en el importe del préstamo y la ubicación y tipología del inmueble en garantía.

Conclusión

Se trata de un producto de inversión centrado en la gestión y concesión de Activos Financieros, con una avanzada especialización en el área de Créditos Hipotecarios. Ofreciendo un producto Rápido, Seguro y Flexible.

Para realizar inversiones de capital privado se realiza la identificación, análisis financiero-legal y concesión del Crédito a clientes particulares y empresas, seleccionando cuidadosamente las que ofrezcan más garantías de reembolso.

Características básicas de las inversiones de capital privado:

  • Cobro de intereses mensuales
  • Sin retención fiscal
  • Sin gastos ni comisiones
  • Seguridad mediante garantía hipotecaria
  • Gestión personalizada
  • Servicio jurídico gratuito

Puede solicitarnos más información sin compromiso llamando al teléfono: 93 013 04 16

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Teléfono

Tu consulta

captcha

Introduzca el código de letras aquí: