La inversión internacional baja en un 75 % en Cataluña

Durante el tercer trimestre del año Cataluña ha perdido el 75 % de las inversiones internacionales a raíz del conflicto político. Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Economía el total de inversiones registradas durante los meses de julio y septiembre cayó hasta los 519 millones de euros. Un cifra muy alejada de los 2.071 millones que alcanzaron durante el año 2017. Es decir un 74,94 % menos.

Aunque otras comunidades autónomas también vieron reducidas sus inversiones durante este periodo, Cataluña es la única de mayor peso económico cuyas cifras han caído tan estrepitosamente.

  • En Madrid, por ejemplo las inversiones internacionales de julio a septiembre alcanzaron los 2.870 millones de euros (un 20 % más que el año anterior).
  • En la Comunidad Valenciana es una de las que mejores cifras ha obtenido durante este periodo. En total ha logrado atraer 465 millones de euros de inversión internacional, lo que implica casi un 595 % más que lo registrado durante el año anterior.
  • En el País Vasco las cifras son igual de asombrosas. La inversión internacional creció hasta alcanzar los 374 millones de euros. Un 122 % que el año anterior.

La inversión internacional en Cataluña es la tercera más numerosa de toda España

A pesar de unas cifras tan negativas durante el tercer trimestre del año, en conjunto, Cataluña se ha posicionado como la tercera región con mayor inversión extranjera durante 2017.

En total durante los tres primeros trimestres ha obtenido 2.113 millones de euros de inversión extranjera. Solamente ha sido superada en este ranking por Madrid (en primera posición) y País Vasco (en segunda).

Sin embargo estas lecturas no incluyen el impacto económico que ha supuesto para la región el 1-O. Desde que el referéndum se puso en marcha la inversión internacional se ha retraído de forma evidente en Cataluña. De hecho las acciones legislativas que el gobierno catalán puso en marcha durante el tercer trimestre afectaron muy negativamente a este tipo de inversiones durante los meses previos al referéndum.

Esta situación no ha pasado desapercibida por las organizaciones empresariales que han advertido de la necesidad de regresar a la normalidad política para poder recuperar la inversión internacional. El impacto de esta incertidumbre política ha sido tan negativo que la consecuencia más probable es que Cataluña entre en recesión.

Según el ministro de Economía el crecimiento de la región se ha reducido a la mitad durante los últimos meses por lo que se espera que las lecturas del último trimestre del año no sean precisamente positivas allí.

A esta fuga de la inversión internacional hay que sumar la fuga de empresas que ha sufrido Cataluña desde que se anunciar el referéndum; el duro golpe que ha sufrido el turismo (y que se ha visto reflejado muy negativamente en la ocupación hotelera). O la caída de alquileres de oficinas durante los últimos meses del año.

Los empresarios catalanes no dejan de insistir en el regreso a la normalidad política para poder volver a atraer al capital extranjero. De esta manera los ritmos de crecimiento en la región podrían volver a equilibrarse y volver a colocar a Cataluña como a una de las regiones más prósperas de España a nivel económico.