Las aseguradoras están en un buen momento de inversión

Según la mayoría de analistas de los mercados financieros, éste es un buen momento para invertir en valores ligados a compañías aseguradoras en la bolsa española. Concretamente, dos grandes valores están en el radar, en el punto de mira de los inversores y para los mismos se espera una alta revalorización, los mismos no son otros que Mapfre y Catalana Occidente.

En realidad, bien se puede decir que el conjunto del sector asegurador está en un buen momento, y no sólo en el caso de España, sino que es algo que se extiende al conjunto de los parqués europeos. Valores como Aviva demuestran la fortaleza en estos momentos de los valores aseguradores europeos, todo ello sin negar que existen dudas en algunos de ellos como por ejemplo es el caso de la compañía Delta Lloyds quien arrastra una severa caída en lo que va de año superior al 50% (concretamente del 60%) y lo peor es que existen muchas dudas sobre la evolución de la misma.

Centrando este artículo en el caso de las dos aseguradoras españolas mencionadas decir que ambas se sitúan en una buena posición para comprar valores de las mismas, pues según Bloomberg en el caso Mapfre un 50% de los analistas se decanta por la recomendación de comprar, un 19% de mantener y un 31% de vender. En el caso de Catalana Occidente, el dictamen aún es más contundente: un 63% aconseja comprar y un 37% recomienda mantener, no existen recomendaciones de venta.

global-606828_640

Tal y como se puede ver, todo parece indicar que ambas tienen una buena trayectoria por delante, y eso que a lo largo de este año 2015 ambas han tenido una evolución en su cotización muy dispar. Una evolución muy dispar pues, mientras Mapfre ha tenido una evolución bastante errática e incluso fuertemente bajista en esta última etapa de año, en el caso de Catalana Occidente la escalada de la cotización ha sido una constante a lo largo del año (con algunos matices a mitad de año) pero, sobre todo, esta alza ha cobrado un alto vigor en la recta final del año 2015.

Entonces viendo la evolución dispar de las cotizaciones de ambas empresas puede que la persona lectora se pregunte como puede ser que ambas tienen una fuerte recomendación de compra. En el caso de Catalana Occidente puede entenderse a priori a simple vista por el crecimiento del valor si ello podría despertar recelos sobre si el mismo podría estar llegando al final de su recorrido, y en el caso de Mapfre pueden aparecer las dudas del motivo por el cual se debe confiar en un valor en declive anual, si ello también puede tener la contrapartida de pensar que puede estar cerca de un rebota.

La primera apreciación, la relacionada con Catalana Occidente no puede ser más errónea. A pesar de la fuerte alza de la misma el valor aún tiene un potencial alcista superior al 8% según el consenso de analistas, un crecimiento que se sustentará y apoyará en la capacidad de generar ingresos de la enseña y sobre todo las sinergias que le generará la integración a su estructura de la compañía Alpha Plus.

En el supuesto de Mapfre, el buen escenario no es distinto, pero sí los motivos que lo impulsan. Concretamente, este valor parece que sustentará su alto crecimiento potencial con los buenos resultados empresariales que la empresa viene cosechando.