Principales estilos de inversión

Puede que no lo hayas pensado nunca pero a la hora de invertir existen diferentes estilos de inversión. Todos ellos son estrategias con las cuales se pretende obtener el mayor beneficio posible. Desde En qué Invertir queremos ofrecerte un listado con los principales estilos de inversión para que los conozcas. Así sabrás cuál es más aconsejable para tu tipo de proyecto o con cuál juega a menudo el inversor que se encarga de tus activos. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, no dejes de leer el siguiente post.

Principales estilos de inversión

Dentro de los tipos o estilos de inversión que existen podemos diferenciar un total de ocho variables. Veamos a continuación cuáles son.

Estilo de valor

Cuando hablamos del estilo de valor lo hacemos para referirnos a aquellos inversores que se encargan de buscar oportunidades de inversión que quizás otros han pasado por alto. En general los inversores de valor se caracterizan por tener un olfato especial para las inversiones a largo plazo ya que lo habitual es que los beneficios no aparezcan hasta pasado un tiempo.

Por este motivo este tipo de acciones suelen ser muy sólidas y con valores bajos.

El estilo de crecimiento

Los inversores que se basan en este estilo son aquellos que se encargan de localizar las empresas que crecen por encima de la media. Estas, además, multiplican su valor en el corto plazo, a diferencia de las de valor, que ganan en el largo plazo.

Al tratarse de compañías que tienen un valor que crece muy rápidamente en poco tiempo su precio será algo más elevado.

Apostar por el estilo a contracorriente

Este tipo de estrategia es propia de aquellos inversores que buscan valor en aquellas empresas en las que nadie confía, las que están infravaloradas. Estas compañías suelen tener muy poco valor por lo que se apuesta por ellas esperando que den un giro de los acontecimientos en algún momento. De ahí que este estilo de inversión se llame estilo a contracorriente. Esta técnica solo es posible de realizar por inversores experimentados. Incluso ellos en ocasiones cometen errores.

El momento óptimo

Esta es una de las estrategias más acertadas a la hora de invertir. Se apuesta tanto por el medio como por el largo plazo buscando las empresas que se encuentran en su mejor momento. De esta manera las acciones ofrecen rendimiento positivo en todos los plazos y permiten al inversor comprar a buen precio y vender por mucho más. Hay que estar muy atento para cazar este tipo de acciones e invertir en ellas.

El estilo de inversión a tamaño

Es parecido a lo que hace China con las ventas. Prefiere vender en grandes cantidades y a precios bajos para asegurarse la venta. Pues la inversión a tamaño es algo parecido. Apostaremos por la calidad más que por la cantidad para buscar un rendimiento positivo. En general todas las empresas de baja capitalización, con el tiempo, terminan por ganar posiciones frente a las grandes cunado nos metemos en los mercados alcistas. Por su parte también es cierto que las grandes tienden a ser mucho menos volátiles que las otras. Por lo que invertir a tamaño tiene riesgo.

El tipo de inversión cíclico

Es habitual que haya ciertas empresas que tienen un funcionamiento cíclico en sus acciones cuando el mercado es estable. Esto suele suceder con grandes compañías de electrodomésticos o de coches. Si la economía se encuentra en una buena situación y la confianza de los consumidores es adecuada, la inversión en acciones cíclicas es muy positiva.

Como ves los estilos de inversión son muy diferentes y cada uno de ellos ofrece sus pros y sus contras. Es conveniente contar con un buen experto que sepa en qué tipo invertir en cada momento.