Qué es la deuda pública

La semana pasada redactamos un artículo sobre los fondos buitre (¿Conoces los fondos buitre?) asociados a la deuda pública. Nuestros expertos han creído que puede ser un buen momento para explicar a los lectores qué es la deuda pública y cómo funciona. Si estás interesado en saber más sobre este tema no dejes de leer el siguiente post. Comencemos.

La deuda pública. Significado

La deuda pública es uno de los métodos de financiación más utilizados por un Estado. Piensa que el Estado, para sobrevivir y poder hacer frente a todos los gastos que lleva necesita dinero. Y no siempre disponen del suficiente capital sin necesitar financiación. En general hay tres métodos para que un Estado consiga liquidez:

  • Por medio de los impuestos. A través de los impuestos a ciudadanos y Empresas el Estado logra dinero. De hecho es una de sus principales fuentes de financiación.
  • Imprimiendo dinero. Llegado el momento el Banco Central puede imprimir más dinero a petición del Gobierno. Sin embargo esta opción no es posible en todos los países. De hecho en España y el resto de Europa no se utiliza este método.
  • Y por último a través de la emisión de deuda pública.

Cómo recauda el dinero el Estado a través de la deuda pública

El método utilizado por el Estado para recaudar dinero a través de la deuda pública es bastante sencillo. Para ello.

  • Emisión de títulos. El Estado ha de encargarse de emitir títulos de valores de renta fija que irán destinados al mercado primario. En este mercado primario tanto las empresas como los particulares pueden invertir comprando estos títulos.
  • Tratamiento de dichos títulos. A cambio del dinero que reciben de los inversores el Estado adquiere un compromiso diferente según las características del título que cada inversor haya adquirido. Así, según el título, se establecerán los plazos de devolución y los intereses. Las personas que invierten en este tipo de deuda se conocen como obligacionistas.
  • Paso al mercado secundario. Una vez esta deuda ha sido emitida y hasta el momento en el que venza pasará a formar parte del mercado secundario. Una vez pasa al mercado secundario podrá ser comprada y vendida en función de la oferta y la demanda.

Títulos de deuda pública que emite el Estado en España

Como hemos explicado unas líneas más arriba el Estado emite diferentes tipos de títulos que llevarán adscritos una serie de obligaciones de pago y plazos por parte del Estado a los inversores. Los títulos que puede emitir en nuestro país son los siguientes:

Las Letras del Tesoro

Las Letras del Tesoro tienen plazos de amortización diferentes. Estos van desde los 3 meses a los 18. Forman parte de la deuda considerada a corto plazo debido a su duración.

El Estado se compromete a devolver un total de 1.000 € por cada título en el plazo acordado. El día que se emite la deuda la cantidad que se desembolsa por parte de los inversores siempre es inferior a 1.000 €. La diferencia entre el dinero que se abona a la salida de la deuda y los 1.000 € que paga el Estado por cada uno de estos títulos, son los intereses que cobrará el inversor. Los intereses suelen ser porcentuales al capital inicial que el inversor aporta.

Los Bonos

En cuanto a los bonos ya nos estaríamos metiendo en inversiones a medio plazo ya que su amortización se sitúa entre los 3 y los 5 años.

Los bonos funcionan por medio de cupones periódicos anuales. ¿Qué quiere decir esto? Que el comprador de la deuda abona 1.000 € por cada uno de los títulos y pacta con el Estado un tipo de interés anual por ese importe. Ese interés anual es el cupón periódico que recibe año tras año hasta que los bonos venzan.

Las Obligaciones

El último tipo de deuda pública que emite el Estado son las Obligaciones. En este caso nos encontramos con inversiones a largo plazo ya que se amortizan en periodos de 10, 15 o hasta 30 años.

En este caso las Obligaciones funcionan de la misma manera que los bonos. La diferencia se encuentra en el plazo de vencimiento que en estos casos es mucho más elevado.