Sabes qué diferencias hay entre una SICAV y un fondo de inversión

Tanto las SICAV como los fondos de inversión son tipos de instituciones financieras dedicada al mundo de la inversión. Las diferencias entre ambos productos son varias aunque no todos los usuarios las conocen. Por este motivo desde En qué Invertir queremos explicarte al detalle qué diferencias hay entre invertir en una SICAV y un fondo de inversión. No dejes de leer este post para averiguarlo.

Que son las SICAV y los fondos de inversión

Fondos de inversión

Este tipo de institución de inversión colectiva se caracteriza por ser un patrimonio que no dispone de personalidad jurídica y que se compone de las aportaciones que realizan los diferentes inversores al conjunto.

Los fondos de inversión son un vehículo ideal para invertir gracias a su elevada diversificación y a sus atractivas ventajas fiscales. De hecho una de ellas es que podemos pasar nuestra inversión de un fondo a otro sin tener que tributar las ganancias. Hasta que no recuperemos todo el capital al completo no deberemos de rendir cuentas con Hacienda.

SICAV

La SICAV también se define como una institución de inversión colectiva y tiene una estructura muy similar a la de los fondos de inversión. Sin embargo, a diferencia de los primeros, sí que tiene personalidad jurídica. De hecho se trata de Sociedades Anónimas.

Diferencias entre una SICAV y un fondo de inversión

  • Capital mínimo de constitución. Quizá una de las diferencias más apreciables entre estos dos vehículos de inversión es el capital mínimo de constitución. Mientras que el de la SICAV se fija en 2,4 millones de euros el de los fondos de inversión asciende hasta los 3.
  • El patrimonio. En el caso de las SICAV su patrimonio jamás puede superar en 10 veces el capital inicial. Los fondos de inversión no disponen de un techo y pueden llegar al patrimonio que deseen.
  • Personalidad jurídica. Como explicábamos unas líneas más arriba las SICAV gozan de personalidad jurídica, puesto que son SA, mientras que los fondos de inversión carecen de ella. Esto afecta al modo de gestionar ambas instituciones. En el caso de la SICAV hay una autogestión, mientras que los fondos de inversión tienen que contratar de manera externa a una sociedad gestora.
  • Modo de contratación. En el caso de las SICAV se pueden adquirir participaciones dentro de la misma desde cualquier entidad financiera. Algo que no sucede con los fondos de inversión. Lo cuales solo podrán contratarse desde la entidad financiera que los comercializa.

Similitudes entre una SICAV y un fondo de inversión

En ambos casos tanto la SICAV como los fondos de inversión se dedican a reunir el capital que han ido adquiriendo de los distintos inversores. Este capital se usa para invertirlo en activos que ofrezcan rentabilidad. Estos activos pueden ser de cualquier tipo. Por ejemplo:

  • Divisas
  • Materias primas
  • Renta fija
  • Renta variable…

La cartera de inversión de ambos tipos de instituciones puede ser más o menos agresiva. En función de cómo inviertan y en qué tipo de activos.

Igualmente, tanto la SICAV como los fondos de inversión se encuentran regulados por el CNMV y por ley están obligados a disponer de una cartera diversificada.

¿Te ha resultado interesante este artículo?

Si te ha resultado interesante este artículo sobre las SICAV y los fondos de inversión te animamos a que eches un vistazo a nuestro apartado de noticias. Aquí localizarás más información y artículos que pueden ayudarte a invertir o a saber cómo hacerlo. Te ponemos algunos ejemplos:

En qué invertir a corto plazo

En qué invertir a medio plazo