Solo una startup española forma parte del ranking de las 500 mejores del mundo

Cada vez los medios de comunicación y el Gobierno insisten más en la necesidad de emprender. Sin embargo no es nada sencillo hacerlo en un país con tan poco interés en la investigación y el desarrollo. Y con tan pocas posibilidades de empleo.

La fiebre por el emprendimiento parece haberse convertido en una excusa para generar trabajo frente a la imposibilidad de encontrarlo por cuenta ajena. Y aunque en ciertas ocasiones funciona, lo cierto es que España no brilla precisamente por sus creaciones.

Esto puede explicar que solo una startup española haya logrado formar parte del ranking de las 500 mejores startups del mundo. Desde En qué Invertir te lo contamos todo.

Startups españolas o empresas de tecnología que funcionan

Deloitte Technology Fast 500 ™ EMEA ha elaborado, un año más, un listado con las empresas del sector tecnológico que mejores valoraciones han obtenido durante el 2017. Este ranking incluye un recorrido por todas aquellas empresas de África, Oriente Medio y Europa que mejores resultados han obtenido durante los últimos cuatro años.

Estos datos forman parte del programa EMEA cuyos ganadores han obtenido una tasa de crecimiento del 1.377 %. En 2016 la tasa de crecimiento promedio alcanzó el 967 %.

En total se han seleccionado a 500 empresas pertenecientes a 18 países diferentes. De estas empresas España solo ha conseguido colocar una startup.

Hablamos de NPAW o Nice People at Work.

Esta startup se fundó el pasado año 2008 en Barcelona. Se describe a sí misma como una empresa de inteligencia empresarial para medios online. La cual ocupa la posición 453 de la lista. Su crecimiento medio durante los últimos años ha sido del 247 %. Hoy en día dispone de oficinas tanto en Barcelona como en Nueva York.

El emprendimiento en España todavía en pañales

A pesar de los datos tan negativos lo cierto es que a nadie le extraña que España solo haya logrado “colar” a una startup dentro de este ranking de 500 empresas del sector tecnológico. No en vano la situación del emprendimiento en nuestro país todavía resulta muy frágil.

Hoy en día nuestro país ocupa la posición número 5 del top 20 de los ecosistemas europeos para la creación de startups. En total la inversión en este sector se colocó en los 2.000 millones de euros durante 2017. Un 20 % del volumen de inversión que se generó en el 2016.

Sin embargo la posición real es mucho más baja si tenemos en cuenta en relación al tamaño del país la inversión que se consigue y la cantidad de compañías que hay. En este caso España se sitúa en las posiciones más bajas del top 20.

Por desgracia el emprendimiento es un camino muy complicado en nuestro país. De 100.000 empresas que vieron la luz en 2016, 27.000 cerraron ese mismo año. Y en general las startups que hay en nuestro país no tienes más de dos años de antigüedad.

Entre los casos de éxito que podemos destacar dentro de España sin duda habría que nombrar los siguientes: Cabify, Edreams, Privalia, Odigeo, Letgo o Alien Vault. Las redes sociales, el sector de la comunicación, las apps para móviles y el eCommerces son sin duda los sectores que más despuntan y mejores resultados generan.